Noticias del Motor

Excrementos de pájaros, resina… Cómo luchar contra las manchas más difíciles del coche

20MINUTOS.ES

Excrementos de pájaros, resina… Cómo luchar contra las manchas más difíciles del coche

Hay quienes prefieren el túnel de lavado y quienes prefieren lavar el coche a mano. Seas del grupo que seas, hay manchas que son más difíciles de quitar que otras y que pueden incluso provocar la corrosión de la pintura.

Es importante tener en cuenta una serie de consejos para luchar contra las suciedades más engorrosas y hacer que el coche quede como nuevo.

Resina

Si las temperaturas son altas siempre se busca aparcar a la sombra y para ello los árboles son los mejores aliados. Pero igual que nos ayudan a resguardar el coche, también pueden convertirse en auténticos enemigos.

La resina que sueltan se impregna de tal manera en la carrocería que resulta muy difícil quitar. Si está muy pegada con un simple lavado no será suficiente. Se puede probar con agua caliente a presión y si sigue sin dar resultado, un truco casero es echar aceite de oliva directamente sobre las gotas de resina. De esta manera se ablandan y se van. Después es aconsejable lavar el coche de la manera habitual.

Mosquitos

Suelen ser los acompañantes incondicionales en los viajes por carretera. Una vez llegado al destino es cuando nos damos cuenta de que tanto los parabrisas como los retrovisores y el capó, están plagados de estos pequeños insectos. Es importante actuar pronto porque al igual que sucede con los excrementos de pájaros, algunos bichos son corrosivos y pueden dañar la pintura del vehículo.

Lo ideal es ablandar la zona con agua, si vemos que no se van podemos usar productos específicos para la eliminación de insectos, eso sí, es importante usar estos productos cuando la chapa del coche esté fría.

Si no dispones de productos para ello, uno de los trucos caseros más recurrentes es cubrir la zona afectada con una toalla bañada en agua y jabón neutro y dejarla actuar durante unas horas. De esta manera se logrará ablandar los restos de mosquitos.

Excrementos de pájaros

¿A quién no le ha pasado alguna vez que ha ido a buscar su coche y se lo ha encontrado lleno de excrementos de pájaros? Es un escenario muy habitual, sobre todo si se suele aparcar en la calle y en zonas donde hay árboles. Las palomas y los gorriones suelen ser los culpables de estas situaciones.

Los excrementos de los pájaros tienen ácidos que pueden acabar dañando la carrocería del coche, por ello es muy importante quitarlas cuanto antes. Lo ideal es coger un trapo húmedo y humedecer la zona, si no se va podemos usar jabón y frotar suavemente con una esponja para no rayar la carrocería.

No obstante, la base de una buena conservación de la pintura consiste en un lavado a mano del coche con jabones neutros que respeten la pintura, ceras, plásticos, gomas… y utilizar toallas de microfibra de alta absorción para no dejar residuos en el secado.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *