Noticias del Motor

El 32% de los conductores tiene problemas de visión por la noche

RACE

  • El 90% de la reacción del conductor depende de la visión y por la noche ésta se ve mermada por la falta de luz.
  • Existen tres situación conflictivas en la conducción nocturna: las zonas oscuras sin iluminación, el deslumbramiento y la miopía nocturna.
  • Para conducir de noche puedes optar por llevar faros xenon y bi-xenon, tecnología LED, láser o incluso OLED.

Visión nocturna de una carretera desde un Mazda CX-3

Conducir con una iluminación insuficiente aumenta el riesgo de accidente, un factor a tener en cuenta siempre que nos ponemos al volante, pero especialmente en invierno por la reducción de las horas de sol. Sobre las seis de la tarde ya empieza a hacerse de noche en muchos puntos de España, a lo que se suman condiciones meteorológicas adversas más frecuentes, como lluvia, nieve o niebla. Es por este motivo que un buen sistema de iluminación en el coche es fundamental para circular con seguridad en invierno.

El 90% de la reacción del conductor depende de la visión, que puede perder agudeza visual y campo de visión durante la noche. Además, en la conducción nocturna entran en escena tres situaciones conflictivas: zonas oscuras sin nada de iluminación, deslumbramiento provocado por puntos muy brillantes de luz, y personas con miopía nocturna con dificultad para distinguir un peatón, animal u objeto en la calzada.

Un estudio del RACE y Alain Afflelou revela que el 32% de los conductores presentan problemas de visión durante la noche, especialmente por sensibilidad al deslumbramiento y visión borrosa. En este contexto, la meteorología adversa añade un plus de falta de visión y peligrosidad.

La tecnología en iluminación, la clave para una conducción más segura

La solución más efectiva ante estos problemas es un buen sistema de iluminación en el coche, fundamental para quien conduce muchas horas de noche. Actualmente la tecnología avanza rápidamente y los coches modernos ya incluyen de serie -o como extra-sistemas avanzados de iluminación, como son los faros xenon y bi-xenon, tecnología LED, láser o incluso OLED que ofrecen una mayor superficie iluminada con luz homogénea.

Muy eficaces son también los faros con iluminación en curva y los faros inteligentes que se adaptan de forma automática a las circunstancias de la vía, de la luminosidad y de la velocidad a la que circula el vehículo. De esta manera, ahora es posible circular por la noche con luz de carretera sin riesgo de deslumbrar a los vehículos que se acercan. En este enlace te explicamos los diferentes tipos de iluminación.

Realmente innovadora y eficaz en la seguridad vial es el sistema de visión nocturna que incluyen modelos de gamas superiores. Gracias a su sistema de infrarrojos de corto alcance ofrecen una distancia de visión tres veces superior comparado con las luces convencionales de cruce, mostrándote en la pantalla un posible obstáculo en la calzada.

Independientemente de que tu coche tenga estas avanzadas tecnologías, es fundamental la revisión periódica de los sistemas de iluminación del vehículo para evitar circular con luces fundidas, faros sucios o amarillentos o con los reglajes mal ajustados. Dedica unos minutos al mes para comprobar que todas las luces funcionan correctamente: de posición, de cruce, de carretera, antiniebla, intermitentes, luces de emergencia”€¦ También el parabrisas y el resto de cristales juegan un papel importante: mantenlos limpios para evitar reflejos molestos.

Enlaces relacionados


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *