Noticias del Motor

Diez consejos básicos para ciclistas urbanos

RACE

  • Se recomienda llevar un pequeño kit de herramientas por si se pincha una rueda o surge algún problema técnico en la bicicleta.
  • Es obligatorio ponerse el chaleco reflectante cuando se circula de noche o en condiciones de baja visibilidad.
  • La tasa de alcoholemia para los ciclistas es la misma que para los conductores de vehículos a motor: 0,25 mg/l en aire espirado.
  • ESPECIAL: Seguridad vial.

Recursos ciclistas. Bicicletas. Ciclista

La bicicleta va ganando adeptos como medio de transporte en ciudad, ya sea para ir al trabajo o al centro de estudios. Es un medio económico, no contamina, se puede aparcar fácilmente, sufre menos los atascos y permite a quien la conduce estar en forma física. Pero conviene seguir una serie de recomendaciones para mejorar la seguridad. La primera de ellas: respetar las normas de circulación. Con estos consejos básicos los ciclistas urbanos mejorarán su seguridad al ir en bici.

1.- La bicicleta siempre en buen estado

Antes de iniciarnos en la conducción urbana es imprescindible hacerlo con una bicicleta en buen estado. Son requisitos necesarios que la bicicleta esté en condiciones; que tenga un buen sistema de frenos y de neumáticos en buen estado y con la presión correcta; que el engrasado de la cadena y los cambios sea correcto y que el sistema de iluminación funcione. No está de más llevar un pequeño kit de herramientas por si se pincha una rueda o hay que realizar algún ajuste en la bicicleta.

2.- Mejor con casco

La ley solo obliga a llevar casco en ciudad y en carretera a los niños menores de 16 años. A partir de esa edad el casco es obligatorio para todos los usuarios de la bicicleta siempre que circulen por vías interurbanas, aunque no por zona urbana. Las lesiones en la cabeza son mortales en alrededor de tres de cada cuatro ciclistas, por este motivo desde la Dirección General de Tráfico (DGT) y desde el RACE recomendamos el uso del casco a los mayores de 16 años también en ciudad.

3.- Hazte ver

El chaleco reflectante es obligatorio cuando se circula en bicicleta por la noche o en condiciones de baja visibilidad, pero también se recomienda utilizarlo durante el día para que te vean mejor. Según datos de la DGT, sólo un 40% de los ciclistas afirma utilizar prendas o marcas reflectantes durante la noche mientras que un 31% de los ciclistas dice no percibir peligro en montar en ‘bici’ sin luces de noche.

Del mismo modo es importante señalizar las maniobras bien con los sistemas de iluminación y señalización que incluya la bicicleta o con el sistema de brazos.

4.- Cumple las normas

La bicicleta se considera un vehículo y se rige por las mismas normas. No hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti y respeta las señales de tráfico, especialmente los cedas el paso, los stop, los semáforos y los pasos de cebra. Recuerda que en un paso de peatones sólo tienes prioridad si llevas la bicicleta a pie o forma parte de un carril bici.

5.- Prioridad de paso sólo cuando…

Los ciclistas tienen prioridad de paso, con respecto al resto de vehículos en los siguientes casos: cuando circulan por un carril bici, por un paso de ciclistas o por un arcén debidamente señalizado; cuando el vehículo a motor vaya a girar a la derecha o izquierda para entrar en otra vía y el ciclista esté próximo a ella y en una rotonda o cruce cuando los ciclistas viajan en grupo y el primero ya ha iniciado la entrada.

6.- Circula con precaución y con previsión

En ciudad la circulación se complica por los muchos elementos que hay. Hay que estar pendiente de la conducción de coches, furgonetas, motos, también de la presencia de peatones a lo que se añaden cruces, rotondas, etc. Los ciclistas son usuarios vulnerables y, por tanto, hay que aumentar la precaución. Una recomendación importante es cumplir las normas y realizar una conducción previsora, muy atenta y anticipando situaciones peligrosas antes de que se produzcan. Concentración 100% y máximo nivel de alerta.

7.- Sin auriculares y sin móvil

En el anterior consejo te decimos que en bicicleta hay que ir muy concentrado y muy atento a todo lo que te rodea y esto no se puede conseguir si vas conduciendo una ‘bici’ con auriculares puestos o utilizando el teléfono móvil. Con este comportamiento estás poniendo en peligro tu vida y la de otros usuarios de la vía. Un despiste puede ser fatal.

8.- Alcohol y drogas fuera

La tasa de alcoholemia es la misma para conductores de vehículos a motor y ciclistas, es decir, 0,5 gr/l de alcohol en sangre o 0,25 mg/l en aire espirado. Si conduces una bicicleta con un nivel de alcohol mayor te expones a un accidente y a una multa mínima de 500 euros. El consumo de drogas ilegales antes de conducir se considera una infracción muy grave y conlleva una multa de 1.000 euros.

9.- Circula por el centro del carril

Es un consejo importante a la hora de circular por la ciudad. Muchos ciclistas tienden a arrimarse a la derecha para ‘no molestar’ pero lo que conlleva es un mayor riesgo para su seguridad ya que incitan a que los conductores le adelanten sin respetar la distancia de seguridad –separación mínima en carretera de 1,5 metros-. Si circulas cerca de la acera también corres el riesgo de que te den un portazo con la puerta de un coche aparcado.

10.- Máxima atención con…

Las intersecciones son uno de los puntos más conflictivos para los ciclistas urbanos ya que el resto de conductores no se suelen esperar a un ciclista por los laterales. Pon especial atención a los giros a la izquierda, ocupando preferiblemente el centro de la calzada. Tampoco te arrimes demasiado a la derecha cuando circules dentro de una rotonda porque serás menos visible para el resto de conductores en momentos claves como son las salidas.

También máxima precaución ante la presencia de vehículos largos ya que pueden girar sin haberte visto.

ENLACES RELACIONADOS

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *