Noticias del Motor

¿Cuánto consume mi coche? Esta es la fórmula para averiguar su gasto real

20MINUTOS.ES

Combustible

Ni que esté impecable, ni que cuente con las últimas tecnologías. Aunque esos dos aspectos también son fundamentales, lo que de verdad importa a los conductores es el consumo de su coche. Esto se debe, principalmente a que el precio de los combustibles está alcanzando sus máximos: la gasolina se encarece un 15% en lo que va de año y el gasóleo más del 11%. Por ello, y a pesar de que se puede conducir de manera eficiente, es uno de los datos técnicos que más se tienen en cuenta a la hora de adquirir un vehículo. De esta cifra depende hasta el precio del impuesto de matriculación, que varía en función de los gramos de CO2 emitidos por kilómetros, una cantidad relacionada con el combustible y el consumo: a más consumo, más emisiones.

Todas las casas de coches ofrecen la cifra de consumo de sus modelos, ya que es un requisito para la homologación en Europa. Sin embargo, no es tan precisa como debería y es que, según un estudio, un vehículo consume hasta un 42% más de media de lo que dicen los fabricantes, ya que depende de la manera de conducir, de la forma de usar el coche, del número de pasajeros o de la carga que se transporte, entre otros aspectos. De hecho, hay elementos que aumentan el gasto, como el aire acondicionado. De esta forma, es recomendable saber cuál es el consumo real del vehículo.

Cómo calcular el consumo

La mayoría de coches, debido a las constantes innovaciones tecnológicas del sector, incluyen un sistema de medición de consumo inmediato en el ordenador de a bordo, pero, para comprobarlo por nosotros mismo es necesario calcular cuántos litros se han gastado en una distancia concreta.

  • Llenar el depósito. Hay que elegir el carburante adecuado y llenarlo al completo y apurar el depósito aunque la pistola del surtidor haya saltado.
  • Cifras nuevas. Para facilitar el cálculo, es recomendable poner el parcial a cero o apuntar los kilómetros que había antes de repostar.
  • ¡A circular! Realiza el recorrido estipulado teniendo en cuenta que cuantos más kilómetros conduzcas, más precisa será la medición. Sería recomendable recorrer, al menos, 200 kilómetros.
  • Repostar de nuevo. Una vez terminado el trayecto, vuelve a repostar para saber cuántos litros has necesitado para rellenar el depósito. Esos serán los que hayas gastado en el trayecto.

Para saber el dato cada 100 kilómetros, hay que hacer una regla de tres con la fórmula matemática (Litros consumidos x 100) /km recorridos= consumo medio. Por ejemplo, en un coche que en 210 kilómetros ha consumido 21,5 litros, el consumo sería de 10,2 l/100 km.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *