Noticias del Motor

Cómo ser un mejor conductor gracias a la realidad virtual

RACE

  • Los simuladores de realidad virtual ya se pueden encontrar en autoescuelas y cursos de conducción.
  • Permiten a los conductores recrear situaciones de peligro y estudiar el comportamiento humano sin tener que salir a la carretera.
  • La educación vial en los colegios y centros de estudio se está comenzando a impartir con aplicaciones de realidad virtual.
  • ESPECIAL: Seguridad Vial.

Realidad virtual para la conducción

La tecnología avanza a pasos de gigante y no sólo en los coches. La realidad virtual ha llegado al mundo de la formación vial para mejorar la enseñanza y, sobre todo, la seguridad en las carreteras.

Se acabaron los grandes paneles, las grandes explicaciones que nos daban en la autoescuela para comentarnos una u otra situación. Ahora, gracias a la realidad virtual se pueden recrear situaciones de peligro y estudiar el comportamiento humano, y todo poniéndote delante de una pantalla, ¡sin moverte!

Gracias a la evolución de los sistemas informáticos y del diseño gráfico es posible hablar hoy de un auge en las máquinas de realidad virtual especializadas en la formación vial y en la conducción de vehículos. Los primeros simuladores estaban fabricados con hardware sencillos, pedales, volante y una pantalla. Ahora son máquinas con una mayor calidad visual y que ofrecen un realismo más ‘real’ con el objetivo de conocer los tiempos de reacción de los conductores y solventar las posibles situaciones de peligro.

¿Sus ventajas? Ofrecen una formación integral para los conductores porque no sólo les permite experimentar la conducción en carretera o ciudad, también recrear muchas situaciones peligrosas que se dan en la carretera, por ejemplo, conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, la fatiga al volante, las consecuencias de utilizar el teléfono móvil mientras conducimos o de no utilizar el cinturón de seguridad. Ya existen en el mercado simuladores de conducción que recrean situaciones de riesgo para que el conductor, o futuro conductor, sea consciente de las consecuencias.

Los simuladores llegan a las autoescuelas y los cursos de conducción

Aspirantes a obtener el carnet de conducir tienen la oportunidad de mejorar su formación gracias a estos simuladores de realidad virtual que pueden encontrar tanto en autoescuelas o en cursos de perfeccionamiento de la conducción. Algunos centros de formación han optado por equiparse con alguno de los programas más avanzados en realidad virtual para la conducción como pueden ser el ‘Drivesim’, desarrollado desde el Instituto de Castilla y León, o el City Car Driving.  Gracias a estos simuladores podrás practicar la conducción a través de intersecciones señalizadas o sin señalizar, durante el día y la noche, con meteorología adversas o entrenar el aparcamiento, entre otras situaciones.

También se pueden encontrar simuladores en cursos de conducción como, por ejemplo, en la Drivers’ Academy puesta en marcha por el RACE y Red Bull para jóvenes entre 18 y 29 años, que se complementan con un curso real, donde viven las situaciones conduciendo un vehículo en una zona segura del Circuito del Jarama. Gracias a la tecnología, no sólo se les enseña a los alumnos a reaccionar ante situaciones de emergencia, como frenar en suelo mojado o realizar una frenada con esquiva, también los jóvenes pueden comprobar de forma segura cómo les afecta conducir tras beber alcohol o haber consumido drogas.

Otra muy buena aplicación de la realidad virtual es para la educación vial en colegios y centros de estudio, innovando en materia de enseñanza y haciendo mucho más atractivo y efectivo el aprendizaje. Los simuladores y videojuegos enseñan a los más pequeños cómo cruzar los pasos de cebra, circular en bicicleta de forma segura y con casco, el significado de las señales, a conocer la importancia de usar el cinturón de seguridad o viajar en una silla infantil. Y en el futuro, o no tan futuro, la realidad virtual mediante el uso de las simulaciones 3D, permitirá vivirlo como si fuera real. Quizás así acabemos de entender el grave riesgo que supone alguna de las situaciones que desgraciadamente acaban en tragedia. Mejorar la formación es, sin duda, mejorar la seguridad vial.

ENLACES RELACIONADOS

Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *