Noticias del Motor

Cómo se circula en una rotonda

RACE

  • El momento más complicado al hacer una rotonda es el de salir de ella.
  • Una vez que accedemos a la rotonda hay que situarse en el carril que mejor se ajuste a la dirección que vamos a tomar.
  • Especial: SEGURIDAD VIAL

Cómo se conduce en una rotonda

Nos gusten o no, las rotondas nos acompañan en nuestro trayecto diario por la ciudad. En los últimos años los ayuntamientos han apostado por este sistema para controlar el tráfico en las intersecciones por su gran efectividad, pero al mismo tiempo se han convertido en uno de los puntos más conflictivos de las urbes. No todos los conductores tienen claro cómo circular en una rotonda y esto conlleva golpes, discusiones, conflictos”€¦

¿El momento más polémico? Cuando llega el momento de abandonar la rotonda. Según un estudio de Ponle freno-AXA, uno de cada tres conductores no sabe que las glorietas sólo se pueden abandonar por el carril exterior. Además, dos de cada tres desconoce que la prioridad en las rotondas la tienen los vehí­culos que se han incorporado antes y que están circulando por ella.

Una rotonda o glorieta es un tipo de intersección en forma circular que une varias ví­as. Pueden tener un carril o varios carriles con un único sentido de circulación que se mueve en sentido contrario a las agujas del reloj.

¿Cuentan con normas especí­ficas? Ni mucho menos, las normas son las mismas para un vehí­culo que circula por una calle o autoví­a con varios carriles. Es decir, el vehí­culo que circula por un carril tiene preferencia frente a otro que no lo hace o que para salir de una carretera lo haremos por el carril exterior situado en el lado derecho. Igual que no es legal salir de una autoví­a o autopista desde el carril izquierdo cortando la trayectoria a los que circulan por el derecho, tampoco lo es cuando circulamos por una rotonda. Veamos cómo circular por una rotonda.

Cómo circular por una rotonda

Empecemos primero por la prioridad de paso, ¿quién la tiene? En una glorieta sin señalizar siempre son los vehí­culos que circulan por ella los que tienen la prioridad frente a los que quieren acceder a ella. En el caso de que la rotonda contara con señalización sobre la prioridad de paso, habrá que atenerse a ella.

Un punto conflictivo suele ser cuando circula un grupo de ciclistas. Es importante saber que los conductores de bicicletas siempre tienen prioridad respecto al resto de vehí­culos cuando el primero del grupo ya hubiera iniciado el cruce o accedido a la rotonda. El grupo de ciclistas equivale a un único vehí­culo.

Otra excepción la encontramos con los camiones o autobuses, que debido a su tamaño se ven obligados a ocupar dos o tres carriles para cruzar la rotonda. En este caso, el resto de conductores debemos facilitarles la maniobra para no poner en peligro la seguridad.

Una vez que accedemos a la rotonda debemos situarnos en el carril que mejor se ajuste a la dirección que vamos a tomar. Es decir, si vamos a tomar la siguiente salida, mejor situarnos en el carril derecho, y si no es el caso, mejor dirigirnos a los carriles interiores, ya que facilitaremos así­ la incorporación a otros vehí­culos.

Cuando nuestra salida se aproxime nos colocaremos en el carril exterior con suficiente tiempo para estar preparado y evitar conflictos. Si el carril exterior está ocupado no te quedes parado en medio del carril interior esperando a que te dejen pasar, ni tampoco cruces el carril derecho para llegar a la salida. La conducta más prudente para evitar un accidente es dar de nuevo la vuelta a la rotonda y situarte con tiempo en el carril exterior -el situado más a la derecha-. Recuerda que está prohibido salir de la rotonda desde un carril interior, excepto si así­ lo estableciera la señalización.

El juego de los intermitentes, ¿cómo se usan en una rotonda?

Intermitente a la derecha, intermitente a la izquierda”€¦ A veces señalizamos más de la cuenta y con ello confundimos al conductor que viene detrás o que quiere acceder a la rotonda. Para evitarlo toma nota de estas indicaciones:

  • Cuando se accede a una rotonda se suele indicar un cambio de dirección activando el intermitente derecho, pero la Dirección General de Tráfico recomienda no hacerlo si la siguiente salida está muy próxima ya que puede confundir al resto de conductores y pensar que va a tomar dicha salida.
  • Utiliza los intermitentes sólo para indicar un cambio de dirección. No utilices el intermitente izquierdo para indicar que vas a seguir circulando por un carril interior.
  • Cuando vayas a salir de una rotonda pon en marcha el intermitente derecho, pero sólo cuando hayas sobrepasado el eje longitudinal de la salida anterior.

Aquí­ tienes la teorí­a para circular por una rotonda, ahora sólo se necesita ponerla en práctica para mejorar la fluidez en las ciudades y evitar accidentes.

ENLACES RELACIONADOS


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *