Noticias del Motor

Así son las multas que te pueden poner con la llegada del buen tiempo

20MINUTOS.ES

Así son las multas que te pueden poner con la llegada del buen tiempo

El verano invita a relajarse, a disfrutar del tiempo libre al sol en una bonita playa o en una terracita al atardecer y a dejar, aunque sea durante unos días, a un lado las preocupaciones más rutinarias. Sin embargo, la tranquilidad que nos aportan los meses de estío no es extrapolable a cualquier acción, como por ejemplo conducir. No podemos olvidar que un coche implica una responsabilidad y que hay que estar con los cinco sentidos puestos en la calzada si no queremos recibir una multa de las establecidas por el Reglamento General de Circulación (RGC), que, si bien es cierto que hay sanciones que no recogen como tal, de sus artículos se pueden extraer aquellas actitudes por las que podremos ser penados.

Multas que proliferan en verano

  • La ropa. Según el Artículo 17 del Reglamento General de Circulación (RGC), «los conductores deberán estar en todo momento en condiciones de controlar sus vehículo o animales». Una norma genérica que, sin embargo, nos puede costar una sanción de hasta 200 euros si nos ven conduciendo en chanclas: aunque no seamos conscientes, estamos poniendo en riesgo nuestra seguridad y la del resto de usuarios de la carretera. Algo similar ocurre con la vestimenta (ir en bañador o bikini y sin camiseta), pues hay que llevar camiseta para que, en caso de accidente, el cinturón no provoque quemaduras a los pasajeros.
  • Malas posiciones. Aunque aquel «Te gusta conducir» nos marcó a todos, no significa que llegado el buen tiempo podamos bajar la ventanilla y sacar el brazo: está penado con hasta 80 euros de multa. Los pies sobre la guantera o el salpicadero es otro de los ‘guilty pleasures’ del copiloto llegado en verano, pero es una postura muy peligrosa y, además, punible: puede costarnos hasta 100 euros. Tampoco deberíamos comer o beber durante los viajes, ya que alteran la libertad de movimiento del conductor, por lo que tienen un castigo económico de 100 euros.
  • La música. Durante los viajes suele ir implícito el hecho de escuchar música, pero, aunque no lo sepamos, el volumen está regulado según el sitio por el que pasemos: en las zonas de descanso, como residencias y hospitales, pueden llegarnos una multa de entre 80 y 100 euros. Aunque, si las autoridades pertinentes lo consideran puede ascender hasta los 2.400 euros por interrumpir el descanso de los vecinos.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *