402 metros en 10,76 segundos, el récord de un Tesla Model S

LEIRE PÉREZ

  • Se trata de la nueva versión P100D con la actualización Ludicrous. Ahora sólo el 918 Spyder, el LaFerrari y el Veyron SS son más rápidos.
  • En estas carreras hay que recorrer una distancia de 402 metros en un tramo recto dividido en dos carriles.
  • El Tesla Model S llegó a España en 2013 con un precio de 69.418 euros para el modelo de 306 CV.
  • ENLACES RELACIONADOS: Tesla Model S.

Tesla Model S P100D

Si hablamos de las carreras de Cuarto de Milla quizás no sepas de qué tipo de carreras estamos hablando, pero seguro que en tu cabeza tienes la imagen de muchas películas americanas en las que dos coches compiten por ver quién llega antes a meta mientras que una chica da la señal de salida. Eso son las carreras de Cuarto de Milla, pruebas de aceleración generalmente entre dos coches en un tramo recto dividido en dos carriles con una distancia equivalente a 402 metros.

El nuevo Tesla Model S P100D con la actualización Ludicrous  ha llegado a estos circuitos de la mano de uno de los primeros clientes afortunados en recibir el nuevo modelo, según cuentan en dragtimes.com. En el vídeo que te mostramos a continuación podrás ver cómo este Tesla es el vehículo de cuatro puertas más rápido de la prueba, consiguiendo llegar a meta en 10,76 segundos, habiendo recorrido una distancia de 402 metros. Ahora sólo el 918 Spyder, el LaFerrari y el Veyron SS son más rápidos que este coche.


En el vídeo se ve cómo el Tesla Model S P100D compite con coches como el Corvette, Nissan GT-R, o el Camaro y el Tesla, con un aspecto mucho más familiar que los demás, parece ridiculizarlos con su rápida aceleración.

Las ‘drag races’

Estas carreras llegaron a finales de los años 20 en Estados Unidos, cuando dos pilotos se reunían en una calle frente a un semáforo y competían para ver quién llegaba antes al próximo cruce. Las autoridades de la época comenzaron a vigilar esta actividad y acabaron por prohibirla, pero se continuaron realizando de forma clandestina dando a este tipo de eventos una imagen negativa y relacionada con la delincuencia.

En los años 50 se popularizaron notablemente en los desiertos de California. Se hacían carreras clandestinas en pequeños y apartados caminos y nacieron los primeros coches tipo Dragster y derivados. Los coches Dragster se caracterizan por su forma, las ruedas traseras son las que normalmente tienen la propulsión y son mucho más grandes que las delanteras y por la velocidad que alcanzan: 500 km/h en pocos segundos. El frenado se realiza con un paracaídas y tienen tendencia a realizar caballitos inesperados, perdiendo el control del vehículo, por lo que son muy peligrosos de conducir y su circulación en carreteras está prohibida.

Con el paso de los años se han acabado regularizando y fijando una serie de normas y límites, construyendo o readaptando tramos adecuados para convertirlos en pistas de Drag Racing, denominadas Drag Strips. Estos duelos de aceleración se han convertido en una de las competiciones más típicamente americanas y últimamente se están dejando ver muchos Tesla Model S en la línea de salida de estas carreras. Y todo por su particular propulsión eléctrica con tracción en las cuatro ruedas lo que lo hace un vehículo muy rápido al acelerar desde parado y también en movimiento.

El Tesla Model S

Es una berlina de propulsión exclusivamente eléctrica de cinco puertas. Su batería tiene una capacidad de 85 kWh y una autonomía de 502 kilómetros. Todas las versiones son de tracción trasera con cambio automático. Llegó a España en el verano de 2013 con un precio de 69.418 euros para el modelo de 306 CV y de 92.529 euros para la versión de 421 CV.

El tamaño de la batería condiciona la potencia máxima; con la de 60 kWh el Model S rinde 306 CV, mientras que para la de 85 kWh hay dos niveles: 367 CV (versión normal) o 421 CV (Performance). La aceleración de 0 a 100 km/h es de 6,2 s, 5,6 s y 4,4 segundos respectivamentes. Alcanza una velocidad máxima limitada por diseño de la transmisión de 190 km/h en el caso de la versión de 306 CV, de 200 km/h en la de 367 CV y de 210 km/h en la de 421 CV. La batería se recarga a través de un puerto estándar (Tipo 2, también conocido como Mennekes) oculto en el piloto trasero izquierdo, bajo una trampilla automatizada.

El Model S mide 4,97 metros de longitud, 1,96 metros de anchura y 1,43 metros de altura, con una batalla de 2,96 metros. Tiene dos maleteros, uno tras el habitáculo de 745 litros y otro bajo el capó de 150 litros. La batería está situada en posición central, bajo el piso y está formada por miles de celdas cilíndricas de iones de litio.

La actualización de este modelo ha llegado con el Tesla Model S P100D, con una batería con una capacidad de 100 kWh. Actualmente es el modelo con mayor capacidad de batería y uno de los coches más rápidos del mundo, y más si cuenta con la actualización conocida  como Ludicrous, con el que se consigue todavía más potencia.

Más información del Tesla Model S en km77.com con impresiones del interior, galería de imágenes y precios.

Source: Coches

Share Button
402 metros en 10,76 segundos, el récord de un Tesla Model S

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Posicionamiento web google | accesorios movil | Posicionamiento seo madrid | refinanciar deudas | asnef rai | revista del corazón |
Scroll hacia arriba