Estas son las averías que no querrás tener si conduces un coche híbrido

20MINUTOS.ES

Cinco razones para elegir un coche híbrido enchufable

Aunque muchas de las averías que le ocasionamos a los coches son por culpa de nuestros malos hábitos al volante (como abusar del embrague, los cambios bruscos de velocidad o no parar de poner a prueba la suspensión del coche), no siempre es así. De hecho, según la tipología de cada vehículo, es normal que se den una serie de errores que, sin embargo, no son comunes a otros modelos. Este es el caso de los vehículos híbridos enchufables y no, que, si bien es cierto que cuentan con numerosas ventajas, también tienen más propensión a sufrir una serie de averías que conviene conocer, tal y como destacan desde el blog de Applus Iteuve, donde destacan cuáles son y por qué suelen aparecer.

Averías que no querrás tener en los coches híbridos

  • El cableado. Con el paso del tiempo, es habitual que los cables de nuestro híbrido comiencen a deteriorarse, llegando a quemarse cuando el odómetro del coche pase de los 60.000 kilómetros. Cabe destacar que el precio para repararlo puede variar según los daños ocasionados: será de 100 euros o inferior si solo hay que cambiar el cableado; pero si la reparación supone remplazar tanto de los cables como de la batería, el coste podría llegar a los 7.000 euros.
  • La caja de cambios asociada al inversor. Aunque pueda que este término aún no te suene (sobre todo si no tienes un híbrido o un eléctrico), es una pieza imprescindible del coche y si sufre una avería en la caja condicionaría el funcionamiento del vehículo. De hecho, es la avería más grave que podría llegar a tener un coche de estas características. Este componente tiene tres funciones básicas: hace de motor de arranque, es un alternador que genera energía y hace, a la vez, de caja de cambios.
  • La junta de culata. Pasados los 250.000 kilómetros, es normal que este problema pueda empezar a aflorar en los híbridos no enchufables. En estos casos, lo más seguro es que haya que cambiar la batería y la de servicio para garantizar un funcionamiento equilibrado.
  • El conector de servicio. En el caso de los coches híbridos enchufables es normal tener problemas con este sistema, pues, durante el proceso de carga, puede alcanzar unas temperaturas muy elevadas que lo acaben quemando. Así, si ha sufrido daños leves o está en un estado de deterioro avanzado, hay que sustituirlo por una versión enchufable.


Source: Coches

Share Button
Estas son las averías que no querrás tener si conduces un coche híbrido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

| Casa rural en Guadalajara | gestoria valencia | tonos movil | LOCALES ZARAGOZA | gestoria benicalap |
Scroll hacia arriba