Noticias del Motor

Tres trucos infalibles para recuperar el olor a nuevo de tu coche

20MINUTOS.ES

Trucos de toda la vida para limpiar la tapicería del coche (y quede como nueva)

Algo tiene el interior de los coches que consigue almacenar una inmensa gama de aromas de lo más variado… Si bien es cierto que cuando estos son agradables, el viaje también tiende a serlo, cuando son desagradables, no hay quien disfrute del trayecto (por muy corto que sea), pudiendo ocasionar mareos o, incluso, algún desastre gástrico que empeore la situación. Así, antes de acabar con los malos olores, hay que tener en cuenta que existen algunas costumbres poco higiénicas que pueden contribuir a empeorar el ambiente, por lo que conviene no fumar, comer, beber o echarse desodorante o colonia dentro del coche. Y es que todos los restos contribuyen a ensuciar la tapicería o los filtros, dos de los elementos más sensibles a los aromas.

También conviene saber que para eliminar cualquier posible olor hay que realizar una limpieza profunda del habitáculo, que incluya desde el salpicadero hasta el maletero, pasando por los paneles de las puertas, las alfombrillas, la guantera o los conductos del aire acondicionado.

Cómo eliminar los aromas desagradables

  • Bicarbonato. El hecho de que no tenga una fragancia propia hace que este compuesto sea un gran aliado para acabar con los malos olores del coche, pues ejercerá de neutralizador. Lo más recomendable para usarlo es mezclarlo a partes iguales con agua tibia en un pulverizador y utilizarlo para rociar las alfombrillas, el techo y todas las cubiertas plásticas del coche una vez limpias con agua y jabón. El olor desaparecerá por completo sin necesidad de añadir otro aroma que solo consiga cubrir el anterior.
  • Suavizante. Aplicando el sentido común para no acabar destrozando la parte más visible del interior del coche, lo mejor es mezclar en un cubo con agua caliente una dosis pequeña de suavizante de lavadora para frotar toda la tapicería: desde el apoya cabezas hasta las ranuras intermedias. Además, si aún persisten algunos aromas, se puede mezclar en un pulverizador granos de mostaza con agua caliente para rociar la tapicería una vez esté seca, ya que, aunque parezca imposible, acabará con el olor sin dejar mucho rastro.
  • Café. El cenicero es uno de los rincones más sucios y apestosos del coche de un fumador, y da igual el tiempo que pase desde que haya dejado de encenderse cigarros en el coche, que el olor perdura. Para acabar con este tufo tan característico, uno de los trucos más efectivos es el de llenar el cenicero de granos de café, pues neutraliza los aromas aportando el suyo.

¿Y el ambientador?

Aunque en un primer momento el ambientador puede parece la salvación a los malos olores, lo cierto es que, si este se coloca en un coche que no ha sido limpiado adecuadamente, solo se conseguirá enmascarar el aroma durante un tiempo determinado. Además, cuando pase su efecto, lo único que se habrá conseguir es sumar un nuevo matiz al vehículo en lugar de darles solución a los ya existentes.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *