Noticias del Motor

Tras un accidente de tráfico, así debes actuar con tu aseguradora

20MINUTOS.ES

  • El traslado del coche al taller en grúa solo lo cubre el seguro si tienes contratada la cobertura de asistencia en viaje.
  • Si uno de los implicados en un accidente no colabora, lo mejor es llamar a la Guardia Civil o a la Policía.
  • En el caso de que haya heridas es muy importante solicitar y tener un parte de lesiones para justificarlo y ser indemnizado.
  • Información sobre seguros de coches en la minuteca de 20minutos.es.

Cómo actuar con tu aseguradora tras un accidente de tráfico

Los siniestros de tráfico pueden darse en cualquier momento y en las situaciones más inverosímiles y en muchas ocasiones no sabemos qué hacer cuando esto sucede. Nos ponemos nerviosos y pasamos por alto algunos de los pasos básicos que hay que seguir cuando tenemos un accidente. En arpem.com explican cómo hay que reaccionar dependiendo de si solo se han causado daños materiales o, si se han causado también daños físicos, qué hacer si eres tú el culpable del accidente o no.

Cuando existen heridos o víctimas mortales

En este caso, lo primero que hay que hacer es llamar a los servicios de emergencias y será la Guardia Civil o la Policía quienes hagan el atestado del siniestro. Si alguien necesita atención médica, los gastos los cubrirá la aseguradora del conductor culpable. Si alguna de las personas implicadas en el accidente ha sufrido una lesión debe solicitar un parte de asistencia médica. Con ese parte se podrán justificar los daños causados y reclamar una indemnización a la compañía de seguros.

Cuando el siniestro sólo ocasiona daños materiales

Los daños materiales son los que afectan al vehículo y a los objetos transportados durante el accidente. Cuando ocurre esto se debe cumplimentar el parte amistoso de accidentes en el que hay que poner los datos de las partes involucradas en el siniestro, un resumen de cómo ha ocurrido y los daños ocasionados. Para que este documento sea válido, tiene que estar firmado por ambos conductores y luego serán las compañías quienes se encarguen de la reparación de los daños.

En el caso de que uno de los conductores se niegue a colaborar, lo aconsejable es apuntar su número de matrícula y algún dato más que ayude a identificarlo o pedir los datos a algún testigo presencial del suceso. Si hubiese discrepancias sobre quién ha sido el culpable, lo mejor es llamar a la Guardia Civil o a la Policía para que sean ellos los que hagan un atestado del accidente.

La comunicación del siniestro a la aseguradora

Desde que ocurre el accidente hay un plazo de siete días para comunicar al seguro lo sucedido. Además hay que entregarle una copia firmada del parte de accidentes para que comiencen el peritaje, la reparación e indemnización. En el caso de que una de las partes involucradas no informe a su aseguradora, será la otra compañía la que demande a la parte contraria.

Pero también se puede dar el caso de que no se llegue a un acuerdo amistoso y se crea que la culpa es del otro conductor, en ese caso hay seis meses para poner una denuncia penal. Si no fuese admitida, hay un año más para realizar una reclamación civil. Unos trámites que pueden resultar más fáciles si tienes contratada la cobertura de defensa jurídica, así será tu aseguradora la que se haga cargo de los gastos.

El transporte del vehículo

No todos los seguros cubren el traslado en grúa del coche hasta el taller, para ello, hay que tener contratada la cobertura de asistencia en viaje. Si este fuese nuestro caso, lo que hay que hacer es llamar al teléfono de asistencia de la aseguradora que aparece en la póliza.

Indemnizaciones y reparaciones

En el caso de que seas el culpable del siniestro, será la aseguradora la encargada de pagar los gastos ocasionados a terceros, tanto materiales como personales, a través de la garantía de responsabilidad civil del seguro. Los daños de tu coche sólo están cubiertos si tienes contratado el seguro a todo riesgo. Para cubrir los daños físicos del conductor hay que tener contratada la garantía de seguro de conductor, que cubre los daños personales.

Y si eres inocente será tu propia aseguradora la que te pague la reparación o te abone la indemnización por los daños ocasionados. Una vez que tu compañía disponga de la conformidad de la parte contraria, deberá satisfacer las cantidades correspondientes a tu entidad. Y si se ha necesitado ayuda médica, estos gastos serán pagados por la aseguradora del conductor culpable.

¿Cómo reclamar a una compañía?

Si necesitas reclamar algo a tu compañía de seguros puedes poner una reclamación ante el defensor del asegurado, la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones y, en última instancia, recurrir a la vía judicial. En el caso de que la reclamación sea a la compañía contraria, se puede hacer por vía extrajudicial, negociando con la aseguradora el coste de la indemnización o por vía judicial.

Para este caso, resulta interesante tener contratada la cobertura de defensa jurídica. Dicha garantía debe incluir la elección libre de un abogado. Además, te debe permitir contar con una cantidad de dinero para contratar a un abogado de confianza.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *