Noticias del Motor

Radares fijos y móviles en España: cuántos hay y qué diferencia hay entre ellos

RACE

Radares

Cada año mueren en las carreteras españolas 300 personas en accidentes en los que la velocidad fue un factor concurrente. El incumplimiento de los límites de velocidad es un grave problema para la Seguridad Vial y, por tanto, muy perseguido por la Dirección General de Tráfico (DGT). Donde más se excede la velocidad es en las carreteras convencionales limitadas a 90 km/h, por las que 4 de cada 10 conductores circulan a más velocidad de la permitida, según un estudio de la DGT.

Este problema viene de largo, y por eso la DGT decidió instalar los primeros radares de tráfico a principios de los años 90 como medida para reducir estos excesos y porque llevar una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los muertos en accidentes de tráfico. También hace cuatro años se empezaron a utilizar los primeros radares en helicópteros, conocidos como radares Pegasus, que en sus tres primeros años denunciaron a 18.274 conductores infractores. Hoy la DGT tiene operativos ocho helicópteros de este tipo.

En la actualidad la DGT tiene en marcha un proyecto para señalizar los 300 tramos más peligrosos localizados en las carreteras convencionales, que es donde se producen el 75% de los accidentes mortales. Es lo que se conoce como tramos INVIVE (Intensificación de la Vigilancia de la Velocidad) y en los que se avisa a los conductores con una señal de radar en color naranja debajo de la limitación de velocidad.

¿Dónde se localizan los radares?

El número de radares fijos ascienden a unos 600 por toda España, excepto en Cataluña y País Vasco que tienen las competencias transferidas, a los que hay que añadir radares móviles y radares de tramo. En total, más de 850 radares vigilan a los conductores que exceden la velocidad máxima permitida a lo largo de 1.500 tramos calificados como peligrosos. El listado de radares fijos, móviles y de tramo se puede consultar en la web de la DGT. A este listado le faltan los radares de los Ayuntamientos, radares del País Vasco -unos 75- y los radares de Cataluña -más de 200-.

¿En qué se diferencian los tipos de radares? Los radares fijos, como su nombre indica, son los ubicados de forma permanente en cabinas al margen de las carreteras, en pórticos y en postes, y suelen estar señalizados. Los radares móviles van cambiando de sitio en función de las necesidades, y se suelen instalar en coches camuflados de la Guardia Civil que pueden estar en movimiento o parados. Los radares de tramo lo que hacen es calcular la velocidad media a la que circula cada vehículo en un tramo, lo que obliga a conducir a una velocidad inferior o coincidente con la máxima permitida. En el mapa de radares del RACE también te puedes informar del punto kilométrico exacto del radar fijo y la limitación de velocidad en ese tramo.

Algunas de las medidas que se van a poner en marcha este año para reducir los accidentes se centran en la velocidad y en los radares. Desde la DGT se han propuesto utilizar mejor los recursos instalando los radares en los tramos con más accidentabilidad. Además, van a utilizar una nueva metodología para decidir la identificación de los puntos y tramos negros -la metodología internacional iRAP, contando con los informes EuroRAP en los que participa el RACE- en la que se mide gracias a variables estadísticas cuáles son los tramos con mayor riesgo de accidente. También se analizarán las características especiales de estos tramos más peligrosos como pueden ser cruces, glorietas, vías de servicio, ramales de enlace”€¦

ENLACES RELACIONADOS


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *