Noticias del Motor

La versión híbrida del Toyota Yaris, buena opción para ciudad

20MINUTOS.ES

Tres opciones de motor

Toyota actualiza la generación del Yaris 2015 (que a su vez era un rediseño de la gama de 2012) con una renovación de algunos de los elementos de sus distintas versiones. Principalmente, los cambios afectan al diseño (tanto a nivel exterior como interior), la gama de motores y el chasis. Su precio de salida es de 11.300 euros para la variante básica, con motor de gasolina de 70 caballos y carrocería de tres puertas. Con carrocería de cinco puertas y el mismo motor, el precio es 200 euros superior.

El Yaris es un coche eminentemente práctico, aunque da la sensación de estar algo anticuado en ciertos aspectos en comparación con vehículos alternativos de otras marcas. El confort de marcha a alta velocidad, la ergonomía del puesto de conducción y de algunos mandos no son buenos. Aparte de eso, la calidad de los acabados del habitáculo era estándar cuando se presentó la gama en 2012, pero actualmente queda por debajo de la mayoría de coches de la competencia.

Es todavía, pese a ello, un coche muy interesante, ya que es el único de estas características que puede tener un sistema de impulsión híbrido. Esto resulta muy agradable para conducir en ciudad y, además, da un consumo muy bajo en este entorno.

Prueba del motor híbrido y el gasolina de 111 CV

La gama de motores del Yaris 2017 está compuesta por dos versiones de gasolina (70 y 111 caballos) y una híbrida, de 101 caballos. La variante de 111 CV gasolina está disponible con carrocería de cinco puertas a partir de 13.850 euros, un precio relativamente bajo aunque todavía superior al de alternativas como el Opel Corsa de 100 CV o el Å koda Fabia de 110 CV. Más caro resulta, por ejemplo, el Suzuki Swift de idéntica potencia.

La principal novedad de la gama es la inclusión de la variante de gasolina y 111 caballos. En la prueba, se apreció un coche que se mueve bien desde bajas vueltas, pero que no da mucho empuje por encima de 3.000 rpm. Ofrece unas prestaciones normales (tirando a bajas) para la potencia que tiene. Según las mediciones de km77.com, necesitó 8,8 segundos para pasar de 80 a 120 km/h, dato similar al obtenido con modelos de menor potencia como el Opel Corsa 5p 1.4 Turbo 100 CV (8,6 s) o el Mazda 2 1.5 SKYACTIVE-G 90 CV (8,6 s). Sus rivales con potencia parecida, como el  Å koda Fabia 1.2 TSI 110 CV  (6,4 segundos, que desde medidados de 2017 el motor se sustituyó por un 1.0 TSI con la misma potencia) o el Peugeot 208 5p 1.2 PureTech 110 Start&Stop. Aunque su consumo es moderado, el ruido que emite cuando se revoluciona se percibe a un volumen alto en el interior del coche.

Con el motor de 110 CV el Yaris puede ir perfectamente al ritmo del resto del tráfico, e incluso más rápido, pero para ello el conductor debe anticiparse y emplearse más en la conducción que en otros coches ya que para adelantar habrá que reducir un par de marchas si vamos en autopistas, ya que tiene pocas respuestas en marchas largas.

El motor de 70 caballos con 1,0 litros de cilindrada no tiene ningún cambio. Sí hay alteraciones en la variante híbrida, enfocadas a que el nivel de vibraciones y ruidos filtrados al habitáculo sea menor. Toyota lo hace mediante unos soportes nuevos para el motor, un sistema de admisión de aire rediseñado, nuevos ejes de transmisión y un silenciador adicional para el sistema de escape. También hay mejoras en la suspensión y la dirección para mejorar el confort en marcha y la precisión al conducir.

La versión híbrida solo está disponible con carrocería de cinco puertas, y su precio parte de 16.100 euros. Aunque no tiene alternativas directas, en comparación con vehículos de características similares y motor diésel, con un consumo medio homologado parecido, resulta costoso.

El Yaris híbrido tarda más tiempo que el gasolina de 111 CV en acelerar de 80 a 120 km/h (10,1 segundos). Este motor es perfecto si vamos a hacer recorrido en ciudad, donde es poco ruidoso, además de que gasta poco y es fácil de conducir al no tener cambio de marchas.

Más información sobre las impresiones de conducción en km77.com.

Rediseño e impresiones del interior

Los cambios de aspecto son los mismos que ya anticipó Toyota a principios de año con el Yaris Sport, la variante deportiva de esta gama. Cambian el parachoques, los faros, los pilotos (con opción a ser de ledes), la parrilla y el portón del maletero. Además, hay nuevos modelos de llantas de aleación, así como dos colores para la carrocería que no estaban disponibles anteriormente: Azul Hydro y Rojo Yokio.

En el habitáculo, las modificaciones son menores. Hay un nuevo cuadro de instrumentos que, según la versión, puede incluir una pantalla multifunción de 4,2 pulgadas, y también nuevas tapicerías y molduras decorativas, además de unas salidas para la ventilación con un aspecto algo diferente.

Aspecto interior del Toyota Yaris

A nivel interior apenas hay cambios respecto al habitáculo de la gama original. El acceso al interior del coche es sencillo ya que las puertas se abren hasta un ángulo grande, y los asientos están situados a una altura buena. En cuanto a espacio, está en un escalón intermedio respecto a sus alternativas (basta para que viajen cuatro adultos cómodamente), pero la calidad de sus acabados no es buena. Los plásticos no tienen buen tacto, y en la parte baja del habitáculo no parece estar sólidamente ensamblado como en vehículos alternativos. El maletero no es demasiado espacioso (286 litros de capacidad de carga), aunque es práctico al tener una forma regular y disponer de una bandeja que puede colocarse a dos alturas.

La pantalla del sistema multimedia opcional (que no es compatible ni con Android Auto ni con Apple CarPlay) queda más cerca del pasajero que del conductor, lo que obliga a desviar la vista más de lo deseable para consultarla desde el puesto de mando. Además, al ir el conductor sentado alto y tener unos recorridos de ajuste de la columna de la dirección pequeños, puede que haya personas que no encuentren con facilidad una postura de conducción adecuada.

Todas las versiones de la gama rediseñada del Yaris incluyen de serie un paquete de equipamiento llamado ‘Safety Sense’, en el que se integran el sistema de frenada de emergencia en ciudad, el de cambio automático entre luces cortas y largas, alerta por cambio involuntario de carril y detector de señales de tráfico.

Hemos calculado el precio de una póliza de seguros a terceros ampliada para un Toyota Yaris híbrido con el comparador de seguros de 20minutos.es. El tomador sería un hombre de 30 años, con 10 años de experiencia al volante sin ningún siniestro, abogado de profesión y residente en Barcelona. El coche, que tendría un uso diario, dormiría en un garaje colectivo con previsión de recorrer entre 15.000 y 20.000 kilómetros al año. Para este supuesto, el precio más bajo lo ofrece Mutua Madrileña, por 162 euros al año. La calidad de la póliza es de 5,43 sobre 10 y la relación calidad-precio es de 6,97.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *