Noticias del Motor

El truco de las tres V para conducir con niebla en los días de invierno

La niebla es acérrima enemiga de la conducción, sobre todo cuando es tan espesa que apenas permite ver el coche que nos precede. Pese a conocer el uso correcto de las luces del vehículo, sobre todo de las antiniebla, para sobrellevar la conducción a través de un banco de niebla, hay otra serie de trucos para poder salir airoso de la situación.

Uno de ellos es el truco de las tres V, cortesía de la Guardia Civil. Este tip es una regla muy fácil de seguir que conjuga velocidad, distancia de seguridad y visibilidad en carretera.

La regla es que la distancia de visibilidad en metros deberá ser igual que la velocidad del coche y la distancia de seguridad con el turismo que circule delante de nosotros. Así, si por ejemplo la visibilidad en carretera es de unos 50 metros, la distancia de seguridad que se mantenga con el vehículo precedente deberá ser de otros 50 metros y la velocidad máxima a la que se circula deberá ser de 50 kilómetros por hora.

Igualmente, otro truco adicional es fijarse siempre en las líneas pintadas en la calzada y las líneas de carril, ya que al ser reflectantes se ven hasta en condiciones de baja visibilidad y permiten anticipar el trazado de la vía, para que no nos sorprendan las curvas u otros desniveles.

Seguir las luces del coche que nos precede y nunca utilizar las largas son otros dos consejos de manual muy útiles para sobrevivir a los bancos de niebla en invierno. También se recomienda ser previsor y consultar el estado de las carreteras en la web de la Dirección General de Tráfico o llamando al 062. En los perfiles en redes sociales de estos organismos se publica, así mismo, la información relativa a los fenómenos atmosféricos que puedan interferir en la conducción.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *