Noticias del Motor

El respeto de los límites de velocidad en carretera reduciría en un 25% el total de los accidentes de tráfico

Ya han salido los datos de siniestralidad de este primer fin de semana de julio y no son nada alentadores. A pesar de que, tras tres meses de parón en nuestros viajes, hemos conseguido hacer descender las cifras de fallecidos en la carretera en comparación con el año pasado, la DGT alerta de que los excesos de velocidad siguen produciéndose de manera habitual,

La falta de respeto a los límites en la carretera preocupa a Tráfico ya que este fenómeno es la segunda causa más frecuente en los accidentes en la carretera, junto con las distracciones. De hecho, la mayoría de siniestros se producen por una salida de la vía y estas suelen estar provocadas por ambos factores: velocidad y falta de atención.

Esta tendencia se confirma, en general, en todos los países motorizados. Según fuentes oficiales de Noruega, si los conductores redujeran la velocidad y condujeran por debajo de los límites máximos, la siniestralidad llegaría a reducirse en un 20%.

Desde la DGT apoyan esta tesis usando el modelo Potencial de Nilsson: un aumento del 1% en la velocidad promedio da como resultado aproximadamente un aumento del 2% de accidentes con víctimas, un aumento del 3% de accidentes graves y un aumento del 4% de accidentes mortales.

Los excesos de velocidad pueden tener tres grandes consecuencias nefastas en la conducción. La primera es provocar el accidente, ya que a grandes velocidades cualquier despiste puede acabar en colisión y hace más complicado controlar el vehículo.

Por otro lado, la velocidad afecta directamente a la distancia de frenado, pese a que también influyan factores como el estado del asfalto o las condiciones meteorológicas. Si circulamos a una velocidad de unos 120 kilómetros por hora será necesario, en caso de lluvia, una distancia de frenado mayor que la de un campo de fútbol.

Y, por último, las lesiones que se sufren en caso de siniestro son mucho más graves por encima de los limites máximos de velocidad. Y, en general, conforme aumentan los kilómetros por hora también lo hace, de manera proporcional, la gravedad de las heridas.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *