Noticias del Motor

Dime qué le pasa a tus bujías y te diré qué problema tiene el motor de tu coche

Las bujías, para los no versados en mecánica, son como el Ratoncito Pérez: existen pero ni idea del aspecto que tienen (y, al contrario que este simpático roedor, ni idea de para qué sirven). Si cuando el encargado del taller te dice que tienes un problema de bujías, pero a ti te suena a chino, te explicamos los fallos que pueden presentar y de qué son síntoma para que tu próxima visita al mecánico sea más fructífera.

Las bujías son unas pequeñas piezas encargadas de producir el encendido de la mezcla entre combustible y oxígeno en los cilindros en los motores de gasolina. En cristiano, son uno de los elementos por los que tu coche arranca y se pone en funcionamiento. Que las bujías estén en buen estado ayudará a que el motor de tu vehículo esté sano y, si este tiene algún problema o deterioro mecánico, estas pequeñas piezas mostrarán los síntomas.

Probablemente es que haya problemas con depósitos de carbón en el motor, por eso la bujía se presenta como cubierta con suciedad negra y carbonilla. Al motor le costará arrancar y el fallo se debe a una circulación a baja velocidad prolongada en el tiempo, a que el sistema de encendido está defectuoso o el distribuidor atrasado. Se recomienda ir al taller.

O el pistón tiene fugas o el cilindro está dañado, lo que te costará bastante dinero arreglar. Por otro lado, si tienes un motor de dos tiempos, quiere decir que la proporción combustible/aceite no está compensada. Notarás esta avería porque al motor le cuesta arrancar y hay problemas de encendido.

Es que usas gasolina de mala calidad que deja residuos en la bujía. O quizás hay una pérdida de aceite en los segmentos del pistón. Se recomienda cambiar la bujía y la marca de combustible.

Es el peor síntoma que pueden presentar tus bujías. La rotura del aislante se debe a un choque térmico del motor y, si la porcelana se suelta de la bujía, puede provocar daños en los cilindros, las válvulas o los pistones (todas averías muy caras). Hay que revisar los gases del motor en cuanto te des cuenta y comprobar que la cobertura de porcelana no ha afectado a nada además de, obviamente, cambiar la bujía. Notarás esta avería porque el motor no rinde y falla en todas las revoluciones.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *