Noticias del Motor

Consejos para preparar tu coche si no vas a usarlo en mucho tiempo por el confinamiento del brote de coronavirus

Aunque no lo parezcan, los coches y vehículos en general son máquinas delicadas que precisan una serie de atenciones periódicas si se quieren mantener en buen estado y a largar su vida útil. Sobre todo en según qué situaciones que puedan salir un poco de los excepcional y que requieran un cuidado mayor.

Es el caso de los automóviles que van a pasar un largo periodo inactivos, ya sea aparcados en garajes o a la intemperie (aunque, por supuesto, es más recomendable la primera opción). Si te ves obligado a dejar tu coche aparcado durante un largo tiempo —como puede ser en esta época de confinamiento por el brote de coronavirus— y no sepas con certeza cuando lo vas a volver a utilizar, es recomendable que sigas los siguientes consejos para evitar daños en la mecánica del vehículo. Así, cuando vuelvas a necesitarlo y vayas a arrancarlo, no tendrás ningún problema.

-Estacionamiento. Se recomienda dejar el coche en un garaje pero, en caso de no disponer de una plaza particular, buscar un sitio cobijado y tratar de moverlo una vez al mes como mínimo. Limpiar el exterior periódicamente puede evitar que adquiera aspecto de vehículo abandonado.

-Limpieza. Tanto exterior (como se señala en el punto anterior) como interior. Es importante revisar que no hay nada en el habitáculo que pueda provocar malos olores o humedad. Mejor hacer una limpieza a fondo para que la vuelta al coche sea lo más agradable posible.

La batería. Para evitar el consumo eléctrico e innecesario y no encontrarnos la batería completamente descargada cuando vayamos a coger el coche, hay que desconectarla por completo.

-Los neumáticos. Es aconsejable inflarlos por encima de la presión recomendada para que no pierdan la forma y pierdan aire cuando el coche esté estacionado. Alrededor de 2’8 bares es adecuado.

-Líquidos varios. Revisar que los líquidos del coche, como el refrigerante o el aceite, se encuentran en su justa medida es lo ideal. Si no lo están, rellenarlos. Algunos mecánicos, además, aconsejan aprovechar para cambiar el aceite del coche cuando se vaya a volver a arrancar.

-Combustible. Sea gasolina o diésel, lo mejor es dejar el tanque a la mitad de su capacidad y sobre todo evitar que esté vacío o en reserva, ya que el depósito podría deteriorarse. Además, así será más cómodo volver a utilizar el coche cuando se necesite.

Un consejo extra. Sobre todo si el coche va a estacionarse en el exterior (aunque también se recomienda aplicarlo para los que duerman en garaje), quizás habría que considerar comprar un lona y cubrirlo con ella, para evitar que la carrocería se deteriore. Si no, también se puede darle una generosa capa de cera a todo el exterior o incluso ir a limpiarlo periódicamente


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *