Noticias del Motor

Consejos para limpiar y desinfectar la tapicería de tu coche sin dañarla

Una de las medidas de prevención más efectivas que hay para reducir los contagios por coronavirus es, a parte de estar en casa y limitar el contacto social, la higiene. Limpiar y desinfectar correctamente nuestra casa, los objetos cotidianos que utilizamos e incluso la compra son aspectos que deben estar ya incluidos en las rutinas cotidianas.

Y lo mismo sucede con el uso del vehículo particular. Ya que está permitido utilizarlo durante el estado de alarma (eso sí, para las actividades esenciales única y exclusivamente), también es necesario convertirlo en un espacio seguro y libre de virus y gérmenes.

Hay que prestar especial atención a las partes del vehículo que más se tocan con las manos, como el volante, el freno de mano o el cambio de marchas, pero hay otros elementos que también acumulan polvo, suciedad y ácaros y que son más complicados de limpiar en profundidad. Y uno de ellos es la tapicería.

El primer consejo se centra en lo que no debes hacer. Aunque en condiciones normales, el primer paso sería aspirar la suciedad de los asientos, hay ciertas recomendaciones de evitar utilizar este tipo de aparatos para evitar la dispersión del virus. Así que habrá que ponerse directamente a frotar.

Los productos que hay que evitar utilizar son lejía y agua oxigenada, así como amoníaco en las pantallas del salpicadero. Las soluciones más desinfectantes y recomendadas son aquellas que contengan al menos un 70% de concentración de alcohol, marcas específicas para la limpieza del coche y, lo más básico, agua y jabón.

Una vez que te hayas protegido (guantes, mascarilla y toallitas desinfectantes a mano), mezcla agua y jabón o coge el producto que hayas decidido usar y frota los asientos con una esponja de manera concienzuda, sin dejarte rincones ni partes sin humedecer. Si los asientos son de cuero o símil cuero, reduce la presión al frotar o podrías dañar la tapicería. Otro truco importante es evitar mojar en exceso la tela, ya que podría acumular humedad y generar hongos o malos olores. Hay que encontrar la medida justa para ello.

Por último, puedes aclarar usando un trapo de microfibra que recoja todas las partículas y no las extienda y, en caso de la tapicería de cuero, incluso esparcir un poco de crema hidratante en los asientos. No olvides retirarte los guantes y la mascarilla con cuidado, desecharlos y, por supuesto, limpiar tus zapatos y lavar la ropa que llevaras puesta durante la limpieza.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *