Noticias del Motor

Cinco consejos para ganar seguridad al volante

20MINUTOS.ES

Cinco consejos para que ganar seguridad al volante

Cuando quieres moverte con libertad, necesitas sacarte el carné de conducir. Sin embargo, este examen no está al alcance de todos los bolsillos. Según un informe de FACUA, las ciudades más caras para sacarse el carné son Murcia, donde cuesta unos 930 euros; Lleida, unos 900,  y Bilbao,  unos 880. En el otro extremo de la lista, las más baratas son Granada,  donde los alumnos pagan unos 450 euros;  La Coruña, unos 500 y Badajoz, unos 510. Es decir, dentro de España la diferencia entre las autoescuelas pueden llegar a unos 580 euros aproximadamente.

Tras el dinero invertido para conseguir el carné, muchos conductores noveles dejan de practicar, se relajan y algunos incluso vuelven a necesitar unas clases de recuerdo antes de volver a ponerse al volante de un coche con la seguridad suficiente para conducir de forma fluida. Los que no vuelven a pasar por la autoescuela pueden conducir con inseguridad  y provocar algún accidente. Evitar llegar a ese punto es sencillo con los siguientes consejos básicos:

Conducir solo lo antes posible. Animarte desde casi el día siguiente de tener el carné es uno de los consejos más prácticos para no perder la costumbre ni dejar en el olvido todo lo aprendido. Es importante lanzarse para perder el posible miedo inicial e ir perfeccionando nuestra conducción.

Seguridad ante todo. Tanto si estás en un coche nuevo como en uno que te hayan prestado tus padres o cualquier amigo o amiga, es importante tener controlado qué botón activa cada función, así como saber qué quieren decir y dónde están los controles y los indicadores, como el de la velocidad o el del depósito de gasolina.

Prevenir. Asegúrate de llevar todo lo necesario por si sufres cualquier percance en el recorrido. Los elementos obligatorios son los triángulos de señalización, un juego de luces de repuesto, una rueda de emergencia almacenados en el maletero y un chaleco reflectante a mano para no salir del coche sin llevarlo puesto.

Ahorrar. Además de buscar y comparar precios en diferentes gasolineras, otra forma de ahorrar es ajustar la velocidad, ya que un incremento de 20 km/h se traduce en un aumento del consumo en torno al 45%. Tamién ayuda a ahorrar una conducción fluida sin muchos acelerones ni frenazos, para no malgastar carburante, y cambiar de marcha siempre que el coche lo necesite, para no forzar demasiado.

Mantenimiento periódico. La responsabilidad de conducir también está en saber tener el coche siempre a punto y revisarlo cada cierto tiempo para evitar cualquier susto o avería. Un buen estado del vehículo implica que también conozcas más a fondo tu coche y entiendas su funcionamiento.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *