Noticias del Motor

Algunas compañías no aseguran a personas mayores o les ponen coberturas limitadas

20MINUTOS.ES

Interior de coche clásico

Cumplir años puede salir caro. Al menos, a la hora de contratar una póliza de seguros para el automóvil. Así lo refleja el análisis realizado por el portal arpem.com, especializado en seguros para coches y motos, según el cual los conductores sénior pagan pólizas hasta un 22% más caras que los de edad intermedia. Aun así, no son el grupo de edad más perjudicado por su fecha de nacimiento: los conductores jóvenes pagan de media un 56% más por sus seguros, aunque esa diferencia va equilibrándose conforme avanzan los años.

Partiendo de la juventud, y en lo relativo a la contratación de seguros, cumplir años es positivo. Las compañías de seguros valoran esa mayor experiencia al volante, especialmente en conductores que suman años de conducción sin percances… pero hasta cierto punto. Pese a que no hay una edad fronteriza para pasar a considerarse sénior, algunas compañías ya comienzan a aplicar esas penalizaciones o limitaciones a partir de los 60 años.

La comparativa realizada por arpem se basa en el siguiente perfil de conductor: una persona jubilada, casada, residente en Valencia y cuyo coche, un Opel Astra de 105 CV con menos de un año de antigüedad, aparca en garaje colectivo. Con esos datos, la prueba se ha llevado a cabo probando con 60, 70 y 80 años.

Para la persona de 60 años, asegurar ese coche y en esas condiciones con una póliza a todo riesgo sin franquicia tendría un coste medio de 582 euros. Una década después, a los 70 años, el promedio asciende hasta los 598 euros, y la compañía Next encarece la prima 84 euros, un 8%. De entre todas las compañías comparadas por el estudio, todas excepto cuatro suben la prima anual al pasar el conductor de los 60 a los 70 años. Tres aseguradoras mantienen el precio, y tan solo una (Fénix Directo), lo baja.

A más edad, más precio y peores condiciones

Al pasar de los 70 a los 80 años en el perfil del conductor, la tendencia se mantiene: el precio medio de la póliza a todo riesgo sin franquicia sube hasta los 602 euros, y tres compañías (Regal, Génesis y Plus Ultra) no aseguran a conductores de esa edad. El mayor contraste de precio es el de Mutua Madrileña, con una diferencia del 22% (141 euros) entre un conductor de 60 años y otro de 80, con todos los demás parámetros de la comparativa idénticos.

Pero la diferencia no está únicamente en el precio. También las condiciones y coberturas son menos amplias al aumentar la edad del conductor: algunas aseguradoras limitan las cantidades de dinero de las indemnizaciones en caso de fallecimiento o invalidez, al considerar que a partir de cierta edad el usuario del vehículo pierde reflejos y aptitudes para la conducción. Influye además en este aumento del precio y descenso de las coberturas el mayor gasto médico que las aseguradoras presumen que podría generar un conductor de edad más avanzada en caso de siniestro, ya que el tiempo de convalecencia puede ser mayor que el de un conductor más joven.


Source: Coches

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *